Otras caras de la prostitución
j

Diálogos

21 Jul, 2023
“Tuve este tipo de relación porque quería experimentar, la encontré en una app de sugars. Teníamos un contrato y éste constaba de un ‘pago’ a cambio de citas, encuentros, sexo o simplemente escuchar a la persona, sino se cumplía con las normas se cancelaba el contrato.”

Cronica: segundo lugar

 

Juliana Allende Ortiz

 

–Si no pagas en el antro no es por bonita, es porque tú eres el producto. “Te da ciertos lujos, regalos, te envía dinero, te invita a cenar o viajar a cambio de sexo, atención o simplemente gusto”, así lo dijo Kazz, una amiga homosexual que tiene relaciones con hombres más grandes que ella a los que comúnmente conocemos como sugars.

Para que a alguna persona se le considere sugar debe tener cierto nivel económico o estatus social que permita darles a sus parejas sexo afectivas, regalos, lujos o esplendideces. Además, de una diferencia de edad considerable.

Mientras veía su celular, Kazz contestaba mis preguntas y de manera muy relajada me dijo: “Más que nada porque es poco común que un chavo tenga la facilidad económica que tiene un adulto.”

Éstas son las características de un sugar según mis entrevistados. De acuerdo con José Ricardo, contador de 28 años, quien ha tenido una relación con una sugar mommy, me contó que por lo regular siempre son ellos o ellas las que te buscan, pues al ser más grandes, tienen más seguridad para cortejar. Mientras tomaba asiento, José Ricardo mencionó: “Es una relación de intercambios, lo cual con tu novia no pasan esas cosas.”

Podemos ver que en este tipo de relaciones el juego es claro, de hecho, ya existen muchas aplicaciones en internet por las cuales puedes contactar o salir con algún sugar, como nos comentó Malinallitzin, chica bisexual que ha tenido sugar mommys y sugar daddys por este tipo de aplicaciones.

“Tuve este tipo de relación porque quería experimentar, la encontré en una app de sugars. Teníamos un contrato, y este constaba de un ‘pago’ a cambio de citas, encuentros, sexo o simplemente escuchar a la persona, sino se cumplían con las normas se cancelaba el contrato.”

Hablar de relaciones muchas veces puede parecer complicado, sin embargo, este tipo de relaciones con tantas diferencias y bastante cercanía, me genera reflexión ya que en los últimos años hemos normalizado las diferencias de edad, la falsa “libertad” sexual y, sobre todo, romantizamos relaciones que son diagonales en su cotidianidad.

¿Por qué estas relaciones son diferentes a las relaciones de pareja?

Las relaciones de pareja tienden a ser monogamias, claro, siempre y cuando exista este acuerdo, lo cual con relaciones con sugars se vale el poliamor.

Kazz, con una pequeña sonrisa, me dijo: “Muchas veces son hombres que siguen casados, apunto del divorcio, pero casados.”

Malinallitzin, con tono más serio me dijo: “Cuando mi sugar quiso tener algo en serio, me olvidé de él.” Es decir, esta relación de intercambios no se da en una relación amorosa normal. Cuando tú estás con alguien a quien amas, das sin recibir nada a cambio, como un poco de amor incondicional. Generalmente el cariño dado incondicionalmente siempre tiene buenos frutos y sobre todo nos hace muy felices a todos. Pero esto no quiere decir que el amor condicionado como el de los sugars no nos pueda hacer felices.

Muchas de estas personas se ven muy bien y felices en ejercer este tipo de relaciones. Navegando por TikTok, un día de aquellos que tienes muchas cosas que hacer, pero sólo quieres ver un video y se convierten en tres horas.

En esta plataforma me encontré con una chica que su usuario trata de como tener un sugar, qué hacer, qué decir, cómo pedir, qué apps bajar y todo lo que se necesita para tener uno, luego me di cuenta de que esta información está muy al alcancé de cualquier persona. De hecho, pensé en tener uno, después mi chica de 21 años, independiente y valiente me cuestionó. ¿Para qué quieres unsugar si todo lo que te da un sugar puedes dártelo tú?, es decir, con mucho, mucho esfuerzo, pero sola puedes hacer grandes cosas.

Luego pensé en lo difícil que es la vida de adulto, muy difícil. Me rasqué la cabeza y mi semblante muy próximo al 8 de marzo (Día Internacional de la Mujer) me hizo pensar este tema con perspectiva de género.

Un factor por el cual las mujeres hemos vivido en opresión por bastante tiempo es por las pocas oportunidades que tenemos en cualquier ámbito.

Desde 1953 la mujer en México puede votar, es decir, estamos hablando que básicamente la opinión de la mujer cuenta desde los cercanos años cincuenta del siglo pasado. Esto es sólo para contextualizar el papel de la mujer en la sociedad. Posterior a ello, el segundo camino de lucha para su apertura fue el económico. Una mujer estable económicamente tiende a ser más segura y, sobre todo, a tener independencia.

¿Por qué a la mujer el dinero la vuelve más independiente que a un hombre?

Porque en el rol femenino, a la mujer no se le veía bien por ganar dinero, por comprar sus propias cosas, por gastar dinero o por manejar los bienes económicos. Puede que la idea de la mujer en la cocina y el hombre como proveedor, se inventó para que la mujer nunca tocara el dinero.

La brecha salarial en México viene de un estado patriarcal por mil años que ha permanecido y replicando este tipo de desventajas. En México la brecha salarial es de 27.1% conforme el Centro de Investigación en Política Pública (IMCO), en otras palabras, por cada 100 pesos que gana un hombre una mujer gana 80. Según el informe “Women In business 2022”, el porcentaje de mujeres en puestos directivos es de 33%, el cual disminuyó dos puntos con respecto del año pasado.

Es un problema estructural que va desde menores oportunidades educativas a menores oportunidades, sociales, económicas y en lo que sea, menos en tener un sugar. Si bien, así como hay sugar daddys, también hay sugar mommys, no obstante, desde esta perspectiva de género, con sólo datos podemos asegurar que la mayoría de las relaciones entre sugars son de hombres mayores con mujeres o de hombres con hombres, ya que la mayoría de las personas productivas económicamente son hombres. Quien tiene la posibilidad de consumir, son hombres. Lo que quisiera resaltar no es el producto que se consume, más bien la denuncia es a los consumidores.

Entiendo perfectamente que las relaciones afectivas humanas son complejas, podemos desvariar de otras materias como la parte psicológica, la parte romántica o afectiva, ahora, sí hay quienes se pueden enamorar de alguien 20 o 30 años mayor. Amor de verdad sin intereses, como seguramente el dinero jamás, en ninguna historia, en ningún momento de la existencia humana ha importado más que el amor, con un poco de sarcasmo, pues claro que la gente se puede enamorar de su sugar daddy.

¿Se puede tener relaciones con gente mayor? Claro, jamás se ha dejado de tener, pero que sea en un punto de equilibrio, de iguales en conciencia y decisión; es decir, una mujer de 35 años con un hombre de 68 años, no se ve mal sólo porque a mí me parezca negativo, se ve bien porque ellos están felices y enamorados, sanos en sus facultades mentales y los dos aceptan sus acuerdos y su amor incondicional simplemente es, porque están en igualdad de condiciones, pero no disfrazan a su “amor” de interés. Romantizando la prostitución de su cuerpo, su dignidad, su espacio y su tiempo para satisfacer banalidades o peor aún necesidades.

Ningún cuerpo debería tener la necesidad o curiosidad de vender su atención, dignidad, cariño, sexo, por cosas materiales, esta idea es meramente patriarcal y de ahí nace la prostitución.

Una vez en una marcha feminista escuché en una entrevista a una mujer, con un sombrero negro, pantalones morados y blusa bordada, decir con mucho fervor que la diferencia entre una violación y la prostitución es solo un billete.

El dinero, este personaje tan interesante, amigo del sistema, enemigo del amor, puede ser el punto de diferencia en todo. El dinero representa poder y el poder hasta ahora sigue siendo patriarcal.

“Llegamos al hotel, un hotel muy lujoso, se tomó la pastilla azul y se recostó en la cama. Nos comenzamos a besar, nos hicimos caricias y nada de nada. Pasaron como hora y cachito y luego se le ocurrió tomarse una segunda pastilla azul, a lo que su cuerpo no reaccionó bien y le pregunté: Víctor, ¿estás bien?, y no me pudo responder y sólo se agarraba el pecho.” Al señor Víctor de 63 años le dio un infarto esa noche de hotel con su sugar baby de 25 años.

Actualmente esta chica de 25 años ya tiene 30 años, en los que no se arrepiente de esa relación, pero sí acepta que la finalidad de la relación era el interés económico, pues no tiene hijos, pero su mamá estaba enferma y vio en Víctor un salvavidas.

¿Qué tan condenadas por el sistema podemos estar para tener que prostituirnos por necesidad?

En realidad, no eres tu mujer, es el sistema de salud, de alimentación, de educación con poca eficacia que te orilla a hacer este tipo de cosas. Un problema estructural que cuando nos afecta los consumidores, perdón, sugars ahí estarán para abrazarte y rescatarte con su consumo. No te sacan de la opresión, pero sí del apuro.

Pero mi reflexión es desde mi trinchera también, perspectiva de género de una chica universitaria de 21 años que tiene privilegios. Algo que me ayuda a reconocer mi privilegio son las realidades de otras.

Utilizar el cuerpo para obtener cosas que luego ni necesitas, hace que pongas en vulnerabilidad tu independencia, tu dignidad, tu valor como persona y tu privilegio. Terminar vulnerándote ante este consumidor, no por necesidad, sino por falta de despertar, por falta de libertad sexual. No puedes denominar libertad sexual a algo que replica y resalta la violencia de explotación. Nada que sobre explote tu cuerpo o tu persona es pacífico o es amor.

Categorías: Diálogos
Etiquetas:

Quizá también te interese leer…

El día en que la música volvió a morir: 18 años sin Dimebag Darrell

El día en que la música volvió a morir: 18 años sin Dimebag Darrell

“La noche del 8 de diciembre de 2004 en el club Alrosa Villa, ubicado en Columbus, Ohio, lugar donde Damageplan se presentaría a tocar como parte de la gira promocional de su álbum debut Nathan Gale, un exmarine de 25 años, antiguo fan de Pantera y con antecedentes de esquizofrenia, subió al escenario donde la banda se encontraba tocando y disparó a quemarropa a Dimebag Darrell, quien falleció a la edad de 38 años.”

Humanos

Humanos

“En la conferencia de prensa los periodistas se encontraban ansiosos por conocer la historia de ‘Humanos en cosméticos’. Ya no había manera de defender al empresario, todo se había vuelto perturbador como el inicio del caso.”

Un viaje de autodescubrimiento y aprendizaje en Abu Dhabi: GMC

Un viaje de autodescubrimiento y aprendizaje en Abu Dhabi: GMC

“La sed y entusiasmo por hacer contenido escrito y audiovisual está presente en cada rincón del Abu Dhabi National Exhibitions Company (ADNEC). Es el lugar ideal para conocer sobre la manera en cómo se realiza periodismo en todo el mundo, permitiendo cuestionar qué es lo que hace falta en México para conseguir productos de calidad, serios y veraces.”

La pluma que dicta el desarrollo de la obra de Márquez

La pluma que dicta el desarrollo de la obra de Márquez

“El lenguaje es, en sí mismo, lenguaje si cumple con la función de comunicar y puede ser compartido, pero, sobre todo, entendido por los demás. Gabriel García Márquez no hace más que proclamar este argumento en sus relatos, haciendo énfasis en El otoño del patriarca, que sin duda es una de sus novelas más complejas para su entendimiento.”

El mercado como sostén de la economía

El mercado como sostén de la economía

“Este negocio es, sobre todo, para darle una educación a mis hijos, para brindarle a mi familia tranquilidad y seguridad con mi trabajo”: Juan Cuevas, comerciante del Mercado América de Naucalpan de Juárez.

Obsesión

Obsesión

“Tictac. Mi mente no deja de darme vueltas desde que lo conozco. Siempre he intentado llamar su atención. Usaba la falda del uniforme corta, intentaba que me tocara cada dos por tres y eso nunca funcionó. Tictac. Deberé hacer algo que va completamente en contra de mis principios.”

Vivir sin miedo

Vivir sin miedo

“Vivir en un país como México, que no aplica sus propias leyes contra la violencia hacia la mujer, las hace vulnerables.”

¿Cuáles son las causas del conflicto entre Israel y Palestina?

¿Cuáles son las causas del conflicto entre Israel y Palestina?

“Para entender las raíces del conflicto entre Israel y Palestina, hay que retroceder 106 años, cuando hacia finales de la Primera Guerra Mundial, la caída del imperio Otomano tuvo lugar para dar relevo a Gran Bretaña, que por mandato de la sociedad de las Naciones Unidas ocuparía el territorio palestino.”