Tres historias. Cuando esperas, cuando donas y cuando recibes
j

Diálogos

2 Ago, 2022
“El Centro Nacional de Trasplantes establece que al fallecer por un paro cardiorrespiratorio puedes donar tejidos como hueso, piel, córneas, tendones, cartílago y vasos sanguíneos. Si la causa es muerte encefálica, podrás donar órganos como corazón, pulmones, hígado, riñones y páncreas, así como los tejidos ya mencionados.”

Entrevista: Segundo lugar

Por: Natalia Guadalupe Serrano Rosado

En México diariamente mueren 20 personas en espera de un trasplante, cada 10 minutos una persona se suma a la lista de espera en busca de un órgano o tejido y actualmente más de 23 mil se encuentran en lista, esto de acuerdo con datos del Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra).

 

Gabriel, cuando esperas…

Gabriel era un padre de familia, en 1999 ingresó a la lista de espera para recibir un trasplante de riñón tras ser diagnosticado con insuficiencia renal.

“A mi papá le gustaba salir todo el tiempo, sobre todo los fines de semana, le gustaba el futbol, salíamos a comer, nos llevaba a cenar, eso es lo que recuerdo de cuando él estaba bien”, comenta Omar Aguilera, hijo de Gabriel, “cuando le dan la noticia de que está en lista de espera, fue una esperanza”, añadió.

A los 27 años Gabriel presentó un posible infarto que lo llevó a pasar meses en el Hospital Juárez y la única forma de comunicarse con su familia fue mediante cartas. “Él veía la forma de asomarse por la ventana, porque por la edad que teníamos no nos dejaban entrar al hospital”, recuerda Omar.

“El hospital era su casa chica, las enfermeras le mandaban cartas y lo mimaban”, compartió Gloria Hernández, esposa de Gabriel

Al no recibir el riñón que necesitaba, su cuerpo comenzó a deteriorarse y otros órganos se dañaron, provocando que ya no fuera apto para un trasplante y al poco tiempo fue retirado de la lista de espera.

–¿Cómo afectó a Gabriel la noticia de que ya no se encontraba en la lista de espera?

“Empezó a bajar su nivel de salud, su nivel de ejercicio, su fuerza física, ya no trabaja igual, entonces perdió el trabajo, perdió el seguro”, recuerda Omar.

El deterioro continuó y Gabriel perdió la vida el 26 de septiembre de 1999, coincidiendo con la fecha de conmemoración del Día Nacional de la Donación y Trasplante de Órganos. “Todavía después de que él murió, a las enfermeras que supieron les dolió, se pusieron a llorar”, platicó Gloria Hernández.

“Mi mensaje sería, donen porque hay una posibilidad, hay una esperanza y yo creo que todos la necesitamos”, finalizó Omar Aguilera.

La Ley General de Salud (LGS) establece que la donación debe tener fines altruistas y sin ánimo de lucro, cualquier persona que otorgue o reciba algún beneficio a partir de la donación, comete un delito.

 

Andrea, cuando donas…

“Andrea era una niña muy alegre, ayudaba a las personas sin importar nada”, platicó Daniela Hernández, hermana de Andrea, donadora de órganos tras su fallecimiento en 2019 a los 20 años de edad.

–¿Cómo comenzaron las complicaciones médicas de Andrea?

“La mañana del 11 de mayo se levanta, me dice –mamá me duele la cabeza, llévame al doctor–”, comenta Lourdes, mamá de Andrea.

Su diagnóstico final fue una aneurisma, condición que causó la dilatación en un vaso sanguíneo de su cerebro, provocando muerte cerebral, por lo que la familia decidió respetar la decisión que ella expresó en vida, donar sus órganos.

“Yo creo que sí yo pudiera tener en frente a las personas que recibieron los órganos de mi hermana, les diría que se sintieran las personas más orgullosas del mundo, porque están viviendo, están disfrutando y que disfruten la vida como ella lo hacia”, compartió Daniela. “Si supieran que una persona puede salvar a diez, van a entender qué es la donación, algo tan bonito, que es una satisfacción que te llevas de ese ser tan amado”, añadió.

“Como decimos, nadie sabe en qué momento vamos a necesitar de otra persona para seguir dando más en esta vida”, concluyó Lourdes.

El Cenatra establece que al fallecer por un paro cardiorrespiratorio puedes donar tejidos como hueso, piel, córneas, tendones, cartílago y vasos sanguíneos. Si la causa es muerte encefálica, podrás donar órganos como corazón, pulmones, hígado, riñones y páncreas, así como los tejidos ya mencionados.

 

Flor, cuando recibes…

Flor Rodríguez es una sobrecargo, quien recibió un trasplante de hígado hace dos años. “Mi vida antes del trasplante era una vida normal, ejercía mi profesión de una manera normal, hasta que un día mi papá me hizo el comentario –hija tienes los ojos un poco amarillos, ve con el doctor–”, recuerda Flor.

Al poco tiempo se sometió a una biopsia, la cual arrojó que su hígado se encontraba en mal estado por lo que necesitaba un trasplante e ingresó a la lista de espera.

–¿Qué fue lo que sentiste al recibir esta noticia?

“En el momento en el que el doctor me dijo que yo necesitaba un trasplante fue como una bomba que cayó en mí, porque pensé en mi familia, pensé en mí, porque yo quería vivir, yo tenía tantos planes”, respondió.

Meses después, Flor recibió una llamada por parte del hospital donde le notificaban que el trasplante podía realizarse, pues ya contaban con el órgano que necesitaba. “Me hablaron –Flor Rodríguez, necesitamos que vengas al hospital, hay un órgano para ti–”, platicó.

El 23 de julio de 2019, Flor ingresó a quirófano. “Recuerdo que cerré los ojos, me puse a rezar y me quedé dormida. Cuando abrí los ojos y sentí los vendajes, fue cuando dije –No es un sueño, es realidad, que fui trasplantada–”, añadió.

–¿Cuál es tu mensaje hacia tu donador?

“A mi donador, le digo desde lo más profundo de mi alma y de mi corazón, ¡gracias!, a ti te doy las gracias porque en vida le hiciste saber a tu familia el deseo de donar tus órganos y a tu familia por respetar tu decisión. Haré todo lo que esté en mi alcance para honrar tu vida con mi vivir, haré que a través de mí, ames, rías, bailes conozcas, descubras, aprendas y sobre todo seamos muy muy felices, vivirás en mí, viviré por ti”, finalizó.

Categorías: Diálogos
Etiquetas:

Quizá también te interese leer…