Cada palabra es una figura distinta corporalmente: Tamara Vallarta
j

Diálogos

20 May, 2022
“Los personajes dejan muchos insides. Lo que soy, lo que no soy, lo que soy y no quiero ser, lo que soy y me encanta ser; como que siempre te deja pistas de tus demonios, de tus virtudes, y es chistoso porque a veces descubres algo corporal y se te queda, quizá porque te hace sentir de tal forma, y después se replica, lo agradezco.”
Foto: © María José Alos

Por: Nissi Dávila Fuentes @nissidfuentes

Tamara Vallarta Compeán es una actriz, cantante, directora de cine y compositora mexicana. Su talento artístico la ha llevado a diversos proyectos cinematográficos como Tijuana, Plan V, y el más reciente, El Comediante. Es una figura que ha compartido escenarios y cámara con destacadas personalidades del cine y las telenovelas: Sandra Echeverría, Cassandra Ciangherotti, Damián Alcázar, entre otros.

En entrevista para Diálogos, Vallarta comenta lo que significa ser actriz: “Los personajes dejan muchos insides. Lo que soy, lo que no soy, lo que soy y no quiero ser, lo que soy y me encanta ser; como que siempre te deja pistas de tus demonios, de tus virtudes, y es chistoso porque a veces descubres algo corporal y se te queda, quizá porque te hace sentir de tal forma, y después se replica, lo agradezco.”

Hace unos años a Tamara le detectaron una “enfermedad rara”, de la que, hasta el día de hoy, enfrenta sus efectos: el síndrome de Ramsay Hunt. No obtante, los mayores retos han sido en su carrera artística, a pesar de tener talento, carisma y creatividad, creyó que su trabajo acabaría.

“En 2020 hice una obra donde el diseño de iluminación cambió porque a partir del Ramsay Hunt, mi equilibrio está mal y si me apagas la luz me mareo, si parpadean las luces, igual. Hay cosas que son obstáculos y todo cambia”, dijo.

“Pensé que ya no haría cine y tele, porque la parálisis facial estaba brutal. El teatro siempre ha sido mi casa y lo seguirá haciendo.”

La actriz ama tanto su trabajo, que no se percató del descuido físico que tuvo hacia su salud: “De repente el director de una obra que estábamos ensayando para reestrenar, vino a mi casa y me dijo –Tam, perdón, hablamos todos y si tú no te cuidas, te vamos a cuidar nosotros, no puedes estrenar, no puedes venir a ensayos, a estar parada, o sea, no hay forma en que seas parte del proceso porque te lastimas, entonces necesitamos que te cuides, –fue una lección importante, me encanta cuidar a la gente que quiero, pero cuando se trata de mí, so un poco cuidadosa y qué fuerte que alguien te lo diga.”

Tamara ha interpretado desde personajes secundarios hasta protagónicos, actriz de teatro, novelas, series, cine, en ocasiones sus habilidades e inteligencia se ven opacadas y la hacen dudar del verdadero potencial que hay en ella.

“Tuve un casting de un personaje que me dijeron que estaba escrito para mí, llevaba tres años esperándolo porque el director quería que fuera yo, y de repente voy al callback, resulta que no cumplo con los estereotipos de belleza; en el casting hice todo por no parpadear y eso fue brutal, una tiene sus mil inseguridades y cuando se hace casting, entran mil más y sino te quedas, otras mil más; fue muy loco porque sentía que lo había hecho muy bien, y después venía a mi mente cuestiones donde pensé que era porque me veía chueca, porque antes parpadeaba y se me jalaba la boca, se ve raro; a veces me juzgaba de más”, comentó la actriz.

Foto: © Netflix

Foto: © Netflix

Respecto del tema de la actuación, comenta y recuerda aquellos personajes que le han dado grandes enseñanzas, Gabriela de Tijuana (Serie de Netflix) y Tamara en una obra que se llama La velocidad del zoom del horizonte. “Gabriela fue difícil porque es muy distinta a mí, me cae mal, la aprendí a querer, pero si yo la condujera en la vida real, sobre todo como la de los primeros capítulos, sería de: ‘wey, qué pedante eres, bájale un chingo, a tu ego, a la engreída que eres’, era difícil porque debes entrarle sin juzgar, es Ok, me cae mal, y es abrazar cada una de sus partes.

“Tamara, porque tenía que ver que fuera un torito primero, dimos función es España, pero también era muy explosiva y todo el tiempo se estaba muriendo y reviviendo, era de ciencia ficción la obra y terminaba haciendo muchas Tamaras, entonces estuvo complicada, pero me siento orgullosa de ese personaje, ojalá que todo mundo hubiera visto eso porque lo hice muy bien.”

—¿Tienes alguna manía a la hora de los ensayos?

“Todo depende de mis compañeros, puedo ser juguetona y me río mucho, hay lugares donde termina siendo un desmadre y es horrible, tengo un acercamiento muy lúdico y puedo ser también la más ñoña y soldadito, pero si tengo un compañero que me sabe dar cuerda, lo más probable es que me vaya por ahí y eso es peligroso.”

Compeán también explica cómo se prepara para los castings: “Si tienes información de quien produce o dirige sirve mucho para buscar referencias de su trabajo y saber que le gusta y tratar de llevar el papel por ese lado, desde gestos hasta emociones; ya que tengo el guion, es desmenuzar información, encontrar en cada oración el objetivo con la otra persona, es imaginarte y tratar de llevártela al cuerpo todo lo que imaginas del pasado de este personaje, para que éste a su vez, tenga su propio cuerpo y voz.”

A lo largo de la carrera artística de Tamara, la música es una de las artes que también le apasiona; no obstante, argumenta porque existe un disco que aún no ha podido salir a la luz.

“Es un desastre, lo planee con un amigo, pero siempre está ocupado y ha sido difícil, y a veces cuando está libre, yo no lo estoy, y para hacernos tiempo ha sido dificilísimo, lo estamos haciendo desde la parte lúdica donde ninguno de los dos ha querido obligar al otro, y suelo conceder mucho lo que la otra persona prefiera.”

Foto: © TamaraVallarta/Twitter

Foto: © TamaraVallarta/Twitter

Sin embargo, las canciones surgen por sus vivencias: “Siempre me inspiro en alguien, tuve un concierto donde canté esas canciones, no sé, incluso cuando se tiene una experiencia con alguien, se escribe una canción y qué loco porque es como agradecerle a una persona por hacerme algo horrible, pero surge algo chido, casi todas se notan que estoy enamoradísima, la otra vez escuché una y me di cuenta de que perdí la cabeza por esa persona.”

Sin duda alguna, la vida de Tamara se musicaliza por distintos artistas y géneros: “Me gusta el jazz, escuchar canciones de los años cincuenta y sesenta del siglo pasado, los boleros, hay algo en mí que le gusta todo lo viejito, aunque ahorita estoy traumada con No se habla de Bruno, me gusta el pop, Silvana Estrada, Daniel, me estás matando, pero igual tiene una influencia muy de bolero, un son jarocho.

“Mi mayor miedo es lastimar a alguien, es chistoso porque está tan presente que, si a veces no le doy los buenos días a alguien, digo: ‘Quizá tuvo un día de la fregada, y que yo hiciera tal cosa, o ignorarla, me pone mal’, así me la vivo y es un tanto desgastante.

“Me pone triste las noticias, la pérdida de un ser, o cuando me dicen que no me quedo en un proyecto que tanto busqué, las rupturas amorosas, las relaciones de amistad que terminan, hace muchos años hubo una persona que amaba mucho, y empezamos a tener caminos distintos, nos separamos como amigas, y eso siempre he pensado que me ha dolido más que una ruptura amorosa, porque tenemos la concepción de que la amistad durará para siempre, estamos más acostumbradas a que el amor de pareja no dura de por vida, sobre todo siendo de la generación de los hijos de divorciados.”

—¿Qué haces en tus tiempos libres?

“Estar con mis gatos cuando no se pelean, escuchar música, aprender cosas, me gustaría hacer de nuevo acuarela, obviamente empezar de cero, porque no me acuerdo de nada, escribir, leer, soy muy mala viendo series y películas, entonces cuando sé que estoy totalmente libre, voy a la Cineteca y veo cinco películas en un día, es brutal, pero me gusta, cocinar cuando lo hago para alguien más, me esmero y me entretengo mucho.”

Se aproximan tiempos de mucho trabajo y nuevos proyectos para Tamara: “Estoy emocionada porque estaré en Maquíllame otra vez, es una ópera prima donde comparto escena con Ilse Salas, Regina Blandón y Pau Gaitán; mi personaje es lindo porque tiene polio y mi abuelo lo tuvo y él es y seguirá siendo muy importante en mi vida, en julio tengo función en España, luego en México.

Instagram: TamaraVallarta

Categorías: Diálogos
Etiquetas:

Quizá también te interese leer…

20 años de Turn On The Bright  Lights de Interpol

20 años de Turn On The Bright Lights de Interpol

“Turn On The Bright Lights no sólo ha sido catalogado como uno de los mejores álbumes debut, sino como uno de los mejores de hace dos décadas; Pitchfork lo posicionó en el número 20, Rolling Stone en el lugar número 59 de 100 y NME lo calificó como el 180 de los 500 mejores discos de todos los tiempos.”

El valor de la historia

El valor de la historia

“La razón por la cual llegó Estela Ruíz Velázquez al billete de 10 pesos fue gracias a un certamen de trajes regionales realizado por el gabinete presidencial de Lázaro Cárdenas del Río.”

Crea: una puerta a nuevos talentos

Crea: una puerta a nuevos talentos

“De corriente minimalista, apenas entrar, luego de tocar el timbre para tener acceso, se ingresa a un lugar en el que, en algún momento, fue una casa habitacional, pero que ahora, posee un ambiente de tranquilidad que se adosa de múltiples piezas de decoración que se encuentran a la venta, todas ellas índole minimalista y experimental.”

Derecha de fifís e izquierda de chairos

Derecha de fifís e izquierda de chairos

“En un mundo ideal, las etiquetas ideológicas como la izquierda y la derecha funcionarían como direcciones de una brújula; proporcionando un medio para que los individuos se orienten en el mundo político y encuentren una ideología que los represente o con los que se sientan identificados.”

Miles de ojos en el Franz Meyer

Miles de ojos en el Franz Meyer

“El World Press Photo es la exposición fotográfica más importante del mundo donde se tratan temas sociales, de medioambiente, de seguridad, raciales, y ahora el cómo ha sido la vida después de dos años de pandemia.”

Joad y la apertura a descubrir que en esa empresa no se genera antigüedad

Joad y la apertura a descubrir que en esa empresa no se genera antigüedad

“En los últimos meses el tema de los contratos dudosos que otorgó el IPN para conocer quién sería digno de obtener el ‘premio gordo’ y poder quedarse con los millones ofrecidos a cambio de sus servicios de limpieza, no dejó descansar a los periodistas de investigación, quienes se centraron principalmente en los nombres de los involucrados, así como en las cifras que se manejaban; no obstante, nadie se dio a la tarea de conocer el otro lado del problema, y como en todo caso a desenmascarar, siempre está el sector más afectado y a su vez, el menos escuchado.”

Entre el apoyo a la economía familiar y la deserción escolar

Entre el apoyo a la economía familiar y la deserción escolar

“México ocupa el segundo lugar de estudiantes que dejan sus estudios en Latinoamérica. El pronóstico es de 628 mil niñas, niños y adolescentes en situación de abandono de su aprendizaje de nivel básico; no obstante, las estimaciones de la Secretaría de Educación Pública (SEP) señalan que la cifra podría ascender a 800 mil casos.”