Periodismo en México, equivalente a la muerte
j

Diálogos

25 Abr, 2022
“Una prensa libre puede ser buena o mala, pero sin libertad, la prensa no será otra cosa que mala.” –Albert Camus.
Foto: © Mayumi Suzuki

Seguridad nacional

Abraham Amador

México es un país que “no está en guerra”, pero 145 periodistas han sido asesinados impunemente del año 2000 a la fecha. Vivimos en una nación en la que su presidente es el primero en criticar a los comunicadores. Los periodistas, en el mejor de los casos, reciben amenazas o espionaje. Los estudiantes de la carrera están resignados y se preparan para vivir de la mano con el peligro, y quienes deberían ejercer la ley, dicen abiertamente que “todos son unos corruptos”. En efecto: éste es nuestro pasado y presente, lo que se vive aquí.

Los crímenes a periodistas son –en la mayoría de los casos– por la falta de libertad de expresión. La libertad es la facultad que tiene una persona para obrar de tal o cual forma, sin ningún tipo de impedimento, autonomía, capacidad de decisión propia; asimismo, expresión viene del latín expressio,es una declaración de algo para darlo a entender.

 

Nada es tan contagioso como el ejemplo

El 23 de junio de 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el apartado “Quién es quién”, dentro de sus pláticas diarias matutinas, donde además afirmó, tendría el fin de exponer y combatir las noticias falsas, así como de informar a la población. Ahí y en otros espacios ataca frecuentemente a quien escribe en medios como Reforma y Proceso, además de periodistas como Carmen Aristegui, individuos que casualmente lo critican a él, a su gobierno con argumentos y datos duros.

Desde que el Ejecutivo asumió el poder en diciembre de 2018 con la promesa de proteger a los periodistas, suman 25 informadores asesinados en su sexenio según Artículo 19.

En el último año, de acuerdo con el balance anual de Reporteros Sin Fronteras, México se convirtió por tercer año consecutivo en el país donde más periodistas fueron asesinados con siete defunciones.

Los mensajes directos del presidente como: “Procesoy Carmen Aristegui nunca han estado en favor de nuestro movimiento, yo sostengo que son independientes, pero independientes del pueblo, que nunca se han involucrado, nunca han hecho un periodismo en favor del pueblo”, fomentan la tensión al periodismo que se entiende como la recolección de datos, noticias y elementos para posteriormente darlos a conocer, y que según para el periodista Carlos Marín Martínez, es “aquel que hace del periodismo su principal actividad”.

 

El presidente da la “pauta”

En Acapulco, Guerrero, el fotoperiodista Alfredo Cardoso fue sacado de su casa, secuestrado y finalmente asesinado por cinco impactos de bala, el 31 de octubre de 2021. La gobernadora Abelina López Rodríguez (de Morena) dijo ante la violencia en el estado, que los medios deben permanecer callados, ya que de esa forma no afectan lo que “comemos”. Esto, en alusión al turismo.

La morenista violenta constantemente a los comunicadores. Conforme a Artículo 19, organización independiente de Derechos Humanos que trabaja alrededor del mundo para promover el derecho a la libertad de expresión, el 30 de octubre, en una visita de la alcaldesa a los panteones de la ciudad, en conmemoración del Día de muertos, un reportero pidió entrevistarla y ella se negó.

Posteriormente dos de sus elementos de seguridad personal golpearon al corresponsal. Según las notas informativas, Raúl Sendic García Estrada, periodista independiente, también fue víctima de la violencia de los escoltas de Abelina López, fue jaloneado y recibió un golpe en la cabeza.

En este contexto social se encuentra nuestro país, mientras tanto, todo se mantiene idéntico, la fiscalía local no ha avanzado en las investigaciones, los culpables son libres, los hijos de Alfredo Cardoso permanecerán huérfanos de padre, su esposa viuda y él, él está muerto.

Aunque no es el único incidente, por lo menos en el último año, más informadores han sufrido daños irreversibles. Fredy López Arévalo fue atacado en la puerta de su vivienda en Chiapas; Manuel González Reyes asesinado a tiros en Morelos; Jacinto Romero Flores fue privado de la libertad por personas armadas que le dispararon en reiteradas ocasiones en Veracruz; Ricardo López Domínguez recibió varias detonaciones de arma de fuego, el 22 de julio en Sonora; Saúl Tijerina murió en Coahuila, mismo final de Gustavo Sánchez Cabrera en Oaxaca. ¿El motivo?, ser periodista.

 

Las leyes que los protegen

El Estado “provee de protección” a quien es el vínculo informativo entre las fuentes de información y la población, aunque los múltiples casos de homicidios a estos profesionistas, denotan el incumplimiento de decretos establecidos en la carta magna, específicamente, la violación a los artículos 6° y 7°. Por una parte, en la cláusula sexta se instaura que la manifestación de ideas no debería ser objeto investigativo, ya sea en materia judicial o administrativa; asimismo, señala que el derecho a la información está garantizado por el Estado.

De manera similar, el artículo séptimo, afirma que es inviolable la libertad de difundir opiniones, información e ideas a través de cualquier medio y la no restricción a citado derecho por medios indirectos, como lo es el abuso de controles oficiales o particulares; remarca que no se puede impedir la transmisión y circulación de ideas u opiniones.

Dichas políticas no son exclusivas del territorio mexicano, la libertad de expresión es “defendida” a nivel mundial. Por esto, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el artículo 19 afirma que todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión, esto incluye el no ser hostigado en consecuencia de sus opiniones o investigaciones, que se es libre de difundirlas sin limitación de fronteras y por cualquier medio de comunicación.

Foto: © Mayumi Suzuki

Foto: © Mayumi Suzuki

La policía, jueces, son unos corruptos

Una de las principales funciones de un ministerio público (MP) es iniciar la investigación de una falta y ordenar las acciones necesarias para saber quién es responsable del delito. Se charló con una persona que cubrió ese cargo público por 19 años (por seguridad, no autorizó dar a conocer su nombre ni lugar donde se desempeñó).

La plática se llevó a cabo en la alcaldía Tláhuac, al oriente de la Ciudad de México, en un restaurante de comida de mariscos, ahí –el actual vendedor de autos– sentenció desde el inicio que no iba a poder mencionar anécdotas y mucho menos nombres, esto por seguridad de todos. Se disculpó por la brevedad de las respuestas y pidió se le comprenda.

–En su etapa como MP. ¿Recibió casos de falta a la libertad de expresión?

–Sí, muchísimas, pero a casi nadie se le hacía caso.

–¿Crees que hacen falta leyes que regulen este fenómeno o simplemente los poderes de la unión no hacen bien su trabajo?

–Las leyes están hijo, pero mira, te voy a decir lo que tú y todos saben, los organismos, policías, jueces, ministerios públicos y hasta la señora de la puerta son corruptos, se prestan a la mamada y quien te diga que no, es porque no se va a quemar contigo.

Respondió entre risas, después de comer dos platos de aguachile y tomar una cerveza helada clara con limón y sal, además confesó que la corrupción viene desde arriba. “Mira, AMLO no es tonto, dice que ayudará a todos, incluyendo a los periodistas, pero por otra parte los ataca y lincha, los exhibe, el mismo empieza con la violencia, yo no sé cómo quiere un país pacífico, eso jamás ocurrirá.”

 

Sufrí espionaje

Entrevistar a personas que cubren la fuente delictiva de cerca no es sencillo, sus respuestas las razonan con tiempo para no errar, no se puede confirmar que contestaron con temor, pero sí con mucho respeto y precaución.

Para charlar con Steve Fisher, periodista freelance,originario de Estados Unidos, radicado en México desde hace alguno años y con varias trabajos, publicados en medios como Los Ángeles Times,el respeto es esencial, su cultura y contexto social lo exigen.

Se debe de entender que su mentalidad siempre está ligada al peligro, son cautelosos en todos los aspectos, han recibido malos tratos y amenazas del gobierno en conjunto con el crimen organizado. En un principio la negativa contundente hacia la conversación sobre el reportaje no extrañó, a consecuencia de cinco recados se logró el ansiado sí.

Por otra parte, Antonio Nieto, reportero de Televisa, con más de una década en la profesión, ha colaborado en medios impresos como El Universal, La Silla Rota, Reforma,entre otros, siempre en la fuente policiaca, de narcotráfico y asesinatos seriales, sustenta poca relación con personas ajenas a su trabajo y familia, la entrevista a distancia con él fue grabada por ambos, el comunicador lo hizo por seguridad y tener un registro de sus palabras, hecho que demostraba la precaución con la que cuenta y avisó con el motivo de no “ondearse”, palabra usada por los delincuentes al referirse a desconfiar o extrañarse.

Para “agarrar el 20” es necesario comunicar que, en el acumulado de los últimos cinco años, México es el país del planeta con más periodistas asesinados (66), por delante de los 53 de Afganistán y los 40 de la India. El primer país comparado ha estado en guerra, hace apenas algunos meses los talibanes tomaron el control y poder de la nación, en cambio, aquí se supone estamos en plena “cuarta transformación”.

Según denuncia la Unión Nacional de Periodistas Afganos (ANJU, por sus siglas en inglés). La prensa que radica ahí sufre desde el principio de la llegada al poder de los talibanes. Cerca de 70% de los periodistas han dejado de trabajar y ningún diario llega ahora mismo a los lectores en formato papel.

Steve Fisher comentó que es diferente ser periodista según el lugar donde se trabaje, pero el peligro es latente.

–¿Temes o has temido por tu vida?

–A veces temo por mi vida, si me pasa algo, es muy probable que los responsables jamás sean castigados.

Diversos periodistas regionales han sufrido violencia de todo tipo, los asesinatos no cesan. El corresponsal declaró sufrir espionaje, que se entiende como la práctica y conjunto de técnicas asociadas con la obtención encubierta de datos, de información confidencial o de cualquier género de secretos. Los procedimientos comunes del espionaje han sido históricamente la infiltración y la penetración, en ambas es posible el uso del soborno y el chantaje.

–¿Te han censurado o limitado el derecho a la libertad de expresión?

–El gobierno de aquí sí me buscó censurar, un caso muy fuerte, sufrí espionaje.

Suceso que apuntó, marcó su vida. Sexenio de Enrique Peña Nieto como presidente nacional, tiempo en el que Articulo 19, organización civil defensora de la libertad de expresión, documentó que durante el gobierno pasado se registraron más de 2 mil agresiones en contra de periodistas y medios de comunicación. Lo que significa 129% más, en comparación con el sexenio de Felipe Calderón.

Ahí Steve Fisher realizó un trabajo periodístico que afectaba los intereses de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), ya que la pierna derecha de un soldado en operativo fue el destino de una bala, lo que causó problemas tras problemas.

Fue víctima de la depresión, que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) es una enfermedad que se caracteriza por una tristeza persistente y por la pérdida de interés en las actividades con las que normalmente se disfruta, así como por la incapacidad para llevar a cabo las actividades cotidianas.

Dicho padecimiento, sumado a la deserción obligatoria del ejército, más el apuntamiento forzoso dejaron al militar hundido en la tristeza, pero también en el coraje, lo que según el periodista que lo entrevistó y le dio voz, es sumamente peligroso, pues ellos “están hechos para matar, no para otra cosa”.

En el transcurso de la investigación, el originario del estado de California, fue angustiado por el espionaje, las autoridades mexicanas consiguieron su número telefónico después de secuestrar, torturar y amenazar de muerte al exsoldado.

En el lapso de privación de la libertad, el comunicador no supo nada de su fuente de información, la angustia lo carcomía, pensamientos cruzaban por su mente, sentía la muerte cerca, dejó de alimentarse correctamente, evitó salir a convivir con amistades, incluso su trabajo se vio afectado, pero con el pasar las horas y días todo empeoró.

Su celular (el más nuevo en aquella época), dejó de funcionar en un instante, se apagó, ahí supo que lo vigilaban y tenían toda su información, inmediatamente su corazón al latir tan rápido le transmitió que el pavor ya se había apoderado de él.

Con el temor e ideas de que todos lo observaban y retenía la presión de todo un gobierno, asistió a la embajada norteamericana en México para solicitar protección, la cual satisfactoriamente obtuvo rápido.

En su departamento, varios hombres lo custodiaban, su medio de comunicación les brindó apoyo a ambos, no fue víctima de la censura y el reportaje salió a la luz pública.

En la misma fuente, pero diferente nacionalidad, Antonio Nieto explicó que se debe de tener “tacto” para no “torear” de quien se habla; es decir, que la información que se comunica, se debe de ejercer con respeto, por dos sencillos motivos, mantener una ética periodística y no conflictuar con los capos de la droga y criminales que en un futuro pueden hacer daño.

Por otra parte, recordó sin entrar en detalles cuando le “sugirieron” no sacar una nota, porque le incomodaba a cierto presunto delincuente.

La entrevista con el mexicano todo el tiempo fue rígida, no hubo ni una sola sonrisa, esto denota lo que él, como la mayoría de profesionistas de esta rama académica sufren. No pudo hablar como lo hace en el día a día, debido al tema de la plática.

Cuando se ha hablado con el periodista de otros temas como fútbol, la alegría se apodera de su cuerpo, abiertamente declarado seguidor del Club Deportivo Guadalajara y de la lucha libre. Lo anterior ejemplifica perfecto que hablar de la libre expresión en nuestro país no es nada sencillo, ni agradable, parece irónico, pues no pueden dialogar abiertamente de lo que más saben y les agrada, el periodismo.

 

La libertad de expresión en México no existe

Por ello, muchos estudiantes actuales de comunicación desconfían y reciben comentarios nada alentadores sobre su futuro; el caso de Miranda Cadena es una realidad, confesó que desde la universidad los profesores los mentalizan con la idea de que en algún momento de su vida profesional se van a recibir amenazas.

–¿Qué es lo primero que se le viene a la mente a la gente cuando comentas que estudias periodismo?

–Recuerdo perfecto que me dijeron que me iban a matar, que no estudiara esto, era peligroso, pero ya estamos aquí.

–¿Te da miedo ser periodista?

–Me da pavor que se metan con mi familia y me da mucho miedo que no se tome mi palabra en serio, que por el simple hecho de ser mujer mi trabajo sea denigrado.

Con base en datos del diario El País,casi un periodista por semana fue asesinado en 2021 a nivel mundial, se encarcelaron a 300 durante el año pasado en zonas de conflicto y circunstancias sospechosas.

Categorías: Diálogos
Etiquetas:

Quizá también te interese leer…

Cuando buscar mata

Cuando buscar mata

“Hasta el 17 de abril de 2023, se habían reportado 111 mil 980 personas desaparecidas y no localizadas en el país desde 1921, según el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO).”

Apá, ya llegaron por ti

Apá, ya llegaron por ti

“Era un lunes por la noche, la madre y su hijo no tenían qué cenar. Alicia fue a la tienda de abarrotes de al lado y pidió queso chihuahua y tortillas de harina. Preguntó al dependiente si había visto a su marido, sólo le dijeron: ¡Se fue con los que siempre se junta!”

Noches de gloria

Noches de gloria

“Cuando el pintalabios tocaba mi boca, la máscara vanagloriaba mis pestañas y el colorete prestaba color a mis mejillas. Mi cuerpo respondía con firmeza. Mi mente se centraba en un solo ámbito y todo lo que alguna vez creí utópico lo percibía como mío. Era una lástima que, de algún modo, para remediar aquello de una vez por todas, iba a tener que enumerar los sutiles signos gracias a los cuales, por la tarde, junto al espejo, había convertido en un milagro el mantener mi autocontrol.”

Dos clics

Dos clics

“Dos clics pronunció en silencio, dos clics sonaron en la habitación de al lado, como un llamado, dos clics en la de enfrente, un juego entre la lengua y las muelas, dos clics sonaron a lo largo del pasillo…”

El desfile del Día de Muertos: un estereotipo, propaganda y catalizador emocional

El desfile del Día de Muertos: un estereotipo, propaganda y catalizador emocional

“A pesar de que intentamos mantener vivas estas tradiciones como una forma de ritual-tributo, no hemos podido escapar de las manos de los estereotipos que han implementado otras culturas desde una visión lejana a la mexicana. Un caso representativo de que nuestra cultura del Día de Muertos se ha visto modificada por entes ajenos a nuestras tradiciones es la realización del Desfile del Día de Muertos en la misma capital de nuestro país.”

La virgen de los olvidados

La virgen de los olvidados

“Entrar hasta el altar parece todo un reto y no sólo por quienes van llegando, también por quienes desde una noche antes dejaron sus automóviles estacionados al pie de calle, para así ser los primeros en cantarle las mañanitas a la Flaquita como ellos la llaman.”

Me hizo llorar un sándwich

Me hizo llorar un sándwich

“No hago nada. Hace un tiempo siento que no hago nada. Nada por salir, un nada que ni siquiera pertenece a un todo. Nada. Me he vuelto en un nada que respira y se alimenta en las noches. Soy ese nada del que todos esperan más que nada. Y yo, tal vez, amanezca empachada por estar llorando frente a mi sándwich noctámbulo.”

De víctimas a victimarios

De víctimas a victimarios

“En un país donde tenemos 70 millones de pobres, evidentemente la mano de obra está a disposición y los jóvenes entran con una expectativa de poder cambiar su vida, aunque criminológicamente se vuelvan iniciados. Algunos lo harán de manera consciente, pero la mayoría de manera inconsciente.”