¡Pásele, güerito! ¿En qué le servimos?
j

Diálogos

28 Feb, 2022
“La pigmentocracia en nuestro México tiene raíces profundamente arraigadas, lo cual le permite ser una forma de discriminación cotidiana. A pesar de que la discriminación por cualquier motivo está prohibida en nuestra Constitución, el color de piel en México importa y mucho, tanto que condiciona el futuro de cada niño que nace en nuestro país.” […]
Foto: © Gobierno de México.

“La pigmentocracia en nuestro México tiene raíces profundamente arraigadas, lo cual le permite ser una forma de discriminación cotidiana. A pesar de que la discriminación por cualquier motivo está prohibida en nuestra Constitución, el color de piel en México importa y mucho, tanto que condiciona el futuro de cada niño que nace en nuestro país.”

Por: Iván Juárez

Actualmente México atraviesa por una nueva forma de discriminación: la pigmentocracia. El concepto fue acuñado hace aproximadamente 70 años por el antropólogo chileno Alejandro Lipschutz para referirse a las desigualdades o jerarquías dentro de la sociedad que se establecen basadas en características étnicas y raciales.

Desde los tiempos de la Nueva España a la sociedad se le dividió y otorgó un estatus de acuerdo con su procedencia y tono de piel, las castas. Éstas se clasificaron de la siguiente manera: mestizo, español con india; castizo, mestizo con española; español, castizo con española; mulato, español con mora (negra); morisco: mulato con española; criollo, europeo nacido en América.

Uno de los casos emblemáticos en donde se hizo presente la llamada pigmentocracia en la actualidad de nuestro país, fue el de la actriz Yalizta Aparicio, protagonista de la cinta Roma, de Alfonso Cuarón. El rechazo y la discriminación por parte de un sector de la sociedad mexicana se originó debido al origen indígena y tonalidad de piel de la incipiente actriz.

Un episodio más de discriminación por el color de la piel, fue el que vivió el histrión mexicano, Tenoch Huerta, quien denunció mediante redes sociales, que, al estar al interior de una tienda en la Colonia Condesa, personal de seguridad comenzó a vigilarlo, en entrevistas posteriores el actor declaró que el tener cierto color de piel no convierte a uno en criminal.

La televisión en México, debido a su alcance e influencia, ha remarcado una y otra vez la disparidad que provoca el pigmento de la piel. Ya sea en programas de revista, chismes, noticias o telenovelas es notable la preferencia por los güeritos.

Si hiciéramos el ejercicio de poner a un extranjero frente a un televisor con programación mexicana, inhabilitando el audio, es posible que nuestro personaje refiriera que no se trata de contenido mexicano.

La clase política mexicana, merece una mención especial, particularmente cuando los políticos se encuentran en campaña, pues resulta común hallar fotografías, en donde los sujetos en cuestión se retratan junto a personas de tez morena, con el único objetivo de crear un vínculo que les reditúe en votos. Incluso, hay quienes cegados por el desdén llegan a realizar expresiones como “ler”, según ellos con la finalidad de conectar con el pueblo, cuando en realidad lo único que demuestran es su ignorancia, arrogancia y clasismo.

En el apartado por las redes sociales, al ser un espacio de libre expresión, es habitual encontrarse con comentarios o imágenes (memes) normalizando el racismo entre la población, con comentarios como los que circularon en la campaña por la presidencia de la república en 2018, en donde una usuaria de Twitter expresó que los simpatizantes de López Obrador marcarían la boleta electoral con la mugre de sus codos.

El campo laboral no escapa a esta forma de racismo y clasismo, pues es común observar como requisito “buena presentación”, sin embargo, hay empleadores que, sin usar el eufemismo, solicitan abiertamente “tez blanca”. Tal es el caso de la empresa Sagy Advice Consulting que pidió para las tiendas departamentales como El Palacio de Hierro y Liverpool vendedores de “tez morena clara-blanca”.

Aunado a lo anterior, podemos enfatizar que siete de cada diez personas de tez morena ocupan el escalón más bajo en su lugar de trabajo, esto visibiliza la desigualdad de oportunidades en México para hallar un trabajo bien remunerado, pese a contar con la misma o mejor preparación que una persona de tez clara.

De acuerdo con el estudio, El Color de México, elaborado por el Colegio de México (Colmex), En cuestión de escolaridad, dentro de la población entre 25 y 64 años, es notable que las personas con tonalidades de piel más claras, cuentan con una mayor escolaridad en promedio. En cuestión de riqueza, el reporte resulta ser un espejo de las cifras arrojadas en el acceso a la educación.

Estas comparativas demuestran que para las personas con tonos más claros de piel les es más fácil ascender socialmente si nacen en pobreza a diferencia de las personas con tono de piel más oscuro. Relacionado con lo anterior, los mexicanos lejos de conformar una sociedad plural, discriminan a sus iguales por su color de piel y etnia.

A partir de los crecientes índices de discriminación en México, en el 2003, se aprobó la creación del Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred) con el fin de avanzar en la inclusión social y garantizar el derecho de las y los mexicanos a la igualdad.

A pesar de su creación hace más de 17 años, en el último año 20.2% de la población a partir de los 18 años declaró haber sido discriminada. Además, una encuesta realizada por Conapred demuestra que más de tres de cada diez personas de un nivel socioeconómico muy bajo han sentido que sus derechos no han sido respetados por su color de piel; en contraste con uno de cada diez de nivel socioeconómico medio alto y alto.

En México, aunque no existan grupos raciales bien definidos, existe un patrón donde los tonos de piel oscura están más asociados con resultados educativos y económicos negativos, y los tonos claros a resultados positivos. A pesar de que no exista una justificación científica o biológica de las “razas humanas”, éstas son construcciones históricas y sociales que han tenido consecuencias tangibles en las relaciones de la sociedad.

La pigmentocracia parte de un orden histórico y social a partir de la discriminación en las instituciones y en nuestra forma de vida. A pesar de que la discriminación por cualquier motivo está prohibida en nuestra Constitución, el color de piel en México importa y mucho, tanto que condiciona el futuro de cada niño que nace en nuestro país.

Con el objetivo de combatir este problema social, se conformó un foro llamado: “El racismo no es un chiste”, organizado por la iniciativa ciudadana RacismoMX, en el cual se tocaron temas sobre la influencia de los medios de comunicación en el racismo por su forma de retratar a las y los mexicanos.

Una forma constante de invisibilización del racismo y la pigmentocracia en México, es gracias a las personas menos afectadas, la sociedad de tez blanca, que tratan de minimizar la disparidad y el racismo al ponerse el manto y sentirse ‘orgullosos’ de sus raíces indígenas solamente en ciertas fechas, situaciones, festejos o ceremonias.

Foto: © IMER Noticias

Foto: © IMER Noticias

Se apropian de una cultura ajena y menospreciada cuando no tiene la misma relevancia, asimismo, el complejo de “salvador blanco” en este sector de la población, el cual expresa que la gente de tez blanca es la única que puede ayudar a los más pobres y necesitados, subiendo fotos, textos y videos únicamente con fines publicitarios, pero que realmente terminan alimentando estereotipos racistas que pesan sobre la población.

El poeta Octavio Paz tuvo a bien decir que: “Para el mexicano, la vida es la posibilidad de chingar o de ser chingado.” Y es que, si realizáramos un ejercicio de reflexión, descubrimos que hemos en más de una ocasión discriminado al servicio de limpieza, a los cerillos, al policía o al dependiente del Oxxo.

Cuántas veces hemos visto en Twitter o Facebook a “lord fulano de tal” o a “lady fulana de tal” que por haber realizado algún tipo de discriminación salta a la fama efímera de las redes sociales…

En contraparte, salvo en contadas y honrosas excepciones, la sociedad mexicana ha dejado de lado la discriminación y el clasismo para ayudarse y apoyarse entre sí. Quizá, el caso más reciente y tangible, fue la ayuda generalizada por parte de mexicanas y mexicanos durante las labores de rescate de las víctimas del sismo ocurrido el 19 de septiembre de 2017, el cual, dejó severos daños en la Ciudad de México.

Una acción que podría menguar la discriminación y el clasismo originado por la pigmentocracia, sería la deconstrucción como sociedad, de donde venimos y hacia a dónde vamos. Considero que, entender nuestro pasado nos llevará a comprender el presente, que la diferencia en la pigmentación de la piel, no nos aleja, sino que nos hermana, como lo que somos: un México plural en el que cabemos todes.

Para lograr combatir los diferentes tipos de discriminación tenemos que crecer como sociedad, es necesario modificar los planes de estudio para fomentar la equidad, la igualdad y el respeto a los derechos humanos, porque la educación influye directamente en el racismo y la pigmentocracia. Una sociedad que discrimina y excluye no puede considerarse demócrata.

Asimismo, borrar las líneas diferenciadoras entre la sociedad mexicana, entendiendo qué México es un país pluricultural, además de eliminar la idea errónea del mestizaje que ha hecho difícil reconocer y visibilizar estas realidades. La apertura de foros y debates es fundamental para dejar aún lado la problemática social que ha existido desde hace cientos de años.

Otra forma de erradicar el problema, es que los medios de comunicación, en particular la televisión, cambien el paradigma e incluyeran en sus elencos a personas que representen al mexicano físicamente promedio, tal cual es. Solo así existirá una sociedad incluyente sin que haya quien se sienta menos, ni quien se sienta más que los demás.

Categorías: Diálogos
Etiquetas:

Quizá también te interese leer…

La falacia de la libertad sexual femenina

La falacia de la libertad sexual femenina

“Es urgente replantear la idea de libertad si de comercializar nuestros cuerpos hablamos, pues hemos comprado el concepto de un libre albedrío que, en realidad, está delimitado por nuestros dos grandes enemigos: el capitalismo y el patriarcado.”

Breves de ciencia y tecnología

Breves de ciencia y tecnología

“Los investigadores galardonados en la edición 2023 del Premio Breakthrough, tendrán el derecho de compartir poco más de 15 millones de dólares, en lo que se calcula es la mayor bolsa para los ganadores de un premio científico, superando a los premios Nobel.”

2 de octubre: por memoria y justicia

2 de octubre: por memoria y justicia

“Quejas. Voces. Peticiones. Vitoreos. Demandas. Porras. Insultos. Toda esta suma de sonidos hizo del camino de 2.9 kilómetros un espacio diverso, para nada silencioso y objetivamente representativo de la realidad de la ciudadanía mexicana que vive y se mueve en 2022.”

México, sembrando populismo

México, sembrando populismo

“En todos los apoyos del gobierno, siempre hay detrás un interés mayúsculo; no obstante, en la sociedad también existen acciones incorrectas que en lugar de aportar algo a la sociedad, ven por un bien propio, alimentando la corrupción.”

Panorama de la trata de personas en México

Panorama de la trata de personas en México

“La trata de personas tiene muchos fines: explotación de la prostitución ajena, venta de órganos, servidumbre, mendicidad y trabajo forzoso, entre otros. De igual modo, está constituido por tres elementos esenciales que son: acciones, medios y fines. Asimismo, está involucrada la transnacionalidad y la participación de grupos de delincuencia organizada.”

La realidad de la selva de cemento

La realidad de la selva de cemento

“Las personas privadas de la libertad, justa o injustamente, tienen que tratar de sobrevivir en la famosa selva de cemento la nula actividad de derechos humanos, corrupción, sobrepoblación, carencias en el proceso penal, entre otros temas.”

20 años de Turn On The Bright  Lights de Interpol

20 años de Turn On The Bright Lights de Interpol

“Turn On The Bright Lights no sólo ha sido catalogado como uno de los mejores álbumes debut, sino como uno de los mejores de hace dos décadas; Pitchfork lo posicionó en el número 20, Rolling Stone en el lugar número 59 de 100 y NME lo calificó como el 180 de los 500 mejores discos de todos los tiempos.”